Sabemos que hemos vivido momentos que definitivamente nadie podía haber tenido contemplado durante este año, muchas actividades pararon, establecimientos cerraron, familias se quedaron en casas, tal vez algunos recibieron malas noticias pero hoy queremos compartir con ustedes cómo nosotros enfrentamos esta cuarentena. 

Casa Selah durante esta temporada tuvo que cerrar sus puertas por las indicaciones y medidas que las autoridades estipularon pero sin ningún sentir de miedo sino convencidos que la bondad de Dios seguía actuando a nuestro favor y entendiendo que era momento de pausar y reflexionar e identificar el mover que Dios quiere hacer durante estos momentos. Definitivamente esto nos hizo confirmar que la causa y propósitos de la naturaleza de lo que es Casa Selah. 
Durante esta temporada decidimos no quedarnos quietos y no parar nuestra adoración, claramente estuvimos retados por las cuestiones de tecnología y las nuevas formas en las cuales teníamos que seguir declarando y soltando la adoración pero sabemos que Dios nos estira y estamos dispuestos a vivir estos procesos.


Estos tiempos nos hicieron ser creativos y productivos, creamos nuestro canal de Youtube (puedes ir a visitarlo)  el equipo compartió diferentes cápsulas donde esparcimos ánimo a las personas.


Tuvimos nuestras “Selah sessions” por medio de nuestras redes sociales y confirmamos que no hay barreras de idiomas para unirnos en adoración. Nuestros amigos David, Dámaris y sus hijas abrieron con nuestras sesiones virtuales, donde continuamente compartían con nosotros cápsulas de adoración.

También nos acompañaron en la dirección de estos tiempos amigos de Tijuana, Mexicali, USA, Brasil y Taiwán, recordándonos que la adoración unifica a la iglesia y que somos afortunados por saber que en donde nos encontremos, hay una adoración lista para soltarse. 

Tuvimos la oportunidad de hacer dos sesiones de arte profético a cargo de Justine Lin, donde la pantalla no limitó el recibir lo que se soltó y se impartió a otros por medio de sus pinturas, fue un momento donde supimos que en medio de mensajes de desánimo hay también palabras para levantar y cambiar vidas y de formas tan únicas como solo DIos puede hacer.

En fin, seguimos en cuarentena y sabemos que el apoyo de la iglesia está presente lista para sumarse a seguir bendiciendo a nuestra ciudad por medio de la adoración y nos motivará a ser creativos para poder sacar lo nuevo que Dios ha formado durante estos días, tal vez se presenten nuevas noticias o acontecimientos  pero sabemos que nuestra mirada, nuestros pensamientos están puestos en lo enterno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *